miércoles, 29 de abril de 2009

PINTALABIOS

Me compré un pintalabios
Rojo fresa, cereza pasión
Para poder comer tu boca
Y dejar una marca indeleble.

lunes, 27 de abril de 2009

SILENCIO POR FAVOR!

Ella hablaba sin cesar
De todo y de nada, sin parar
El callaba, boca cerrada
Esperando con paciencia
Ella se dio cuenta y calló
Entonces él, por fin
Pudo hablar con ella
Con sus dos silencios.

CORAZÓN ENAMORADO


El corazón latía, latía
Cada vez más, distoles y sistoles
Cuando por fin apareció ella,
Tan bella, tan impresionante
Que al corazón le dio un ataque.

HUELGA


El hombre decidió hacer huelga
Huelga de cerebro,
Dejó de pensar, analizar y reflexionar
Decidido a que le hicieran caso
Nadie vio la diferencia.

Ex libris

La novela se jactaba de ser más importante
El relato pretendía ser más breve
El microrelato, se reía
Era más importante y más breve.

Aguas

Erase una vez un pobre hombre
Que nadaba siempre entre dos aguas
No podía decidirse, vacilaba
Hasta que un día de mal tiempo
La corriente se lo llevó
El pobre, hizó aguas...

sábado, 25 de abril de 2009

El reloj




Tengo poco tiempo , dijo ella
El insistió, unos minutos más
Pero ella le dejó
Su reloj interno estaba adelantado.

LA MUSICA DE TU VIDA





Ponte los auriculares
Echate al suelo
Y escucha el CD de tu vida
Pausa, rewind, play
Pista tràs pista
Escuchalas todas
Nunca pares tu CD, sigue grabando
Sonidos tràs sonidos,
Para escuchar tu propio caos.

El cerebro

¿Orden, orden por favor!
No podeis lleagr todos a la vez
No puedo procesaros a todos
Se quejaba el cerebro
a los pensamientos .

La vie en rose


"Quand il me prend dans ses bras
Qu'il me parle tout bas
Je vois la vie en rose"
Cuando me mira en los ojos
Y me oculta cosas
Lo veo todo negro

Polos

Ella venía del Este
El del Oeste
Se encontraron a medio camino
Y perdieron el norte...

viernes, 24 de abril de 2009

LA PLUMA Y EL LIBRO

La pluma se había cansado,
No quería escribir más
El libro, desesperado, intentó convencerla
Pero la pluma, decidida, se fue para siempre
Y el libro se quedó sin palabras.

EL HUEVO Y LA GALLINA

El huevo , mosqueado, le dijó al la gallina
Yo llegué antes, fuí el primero
Hombre, depende del punto de vista,
Se rió la gallina, poniendo un huevo...

jueves, 23 de abril de 2009




Dolores era una mujer dulce ,encantadora y muy aburrida. Tenía 45 años, estaba casada y tenía tres hijos. Su vida era monótona, nunca había trabajado y su marido ganaba lo suficiente para que no tuviera que ir nunca a esclavizarse en una oficina. Así su vida transcurría entre la casa, las comidas que preparar, las compras al supermercado, las lavadoras y los cotilleos con las vecinas del barrio. Dolores necesitaba algo para dar un poco de sabor a su vida, sino no iba a aguantar tanto aburrimiento.

Un día, paseándose con el carro repleto de verduras, detergente, botellas de agua y lejía, se dio cuenta de lo que le faltaba: oír piropos. Necesitaba piropos, cumplidos para sentirse mujer. Con el marido, se limitaban a un sábado-sabadete y adiós, misión cumplida. Quería descubrir un nuevo mundo de sensaciones. Busco en su baúl de los recuerdos y se acordaba que él al principio le soltaba piropos un poco picantes. Pero con los años, el hombre, una vez casado, se dedicó su trabajo y a jugar a la Nintendo.Como todos los hombres.

Decidió volver a oír piropos, como sea.Mientras pelaba patatas, llamó a su gran amiga Clarisse, que sabía mucho de hombres:

-Mujer, debes pasear tu cuerpo serrano delante de unas obras.
-¿Para qué? No te entiendo.
-Por los obreros, tonta, los albañiles. Son los reyes de los piropos.
-¿Estás segura? ¿Dónde hay obras?
-Barcelona es una obra entera, cariño, ves a cualquier sitio y me contarás. ¿vale?
-Bien, te diré algo.

Dolores volvió a casa después de comprar hierbas para caldo y reflexionó sobre lo que le comentó Clarisse. Era buena idea, la verdad.Así fue cuando tomo la decisión de ir a desfilar delante de una obra después de fregar el suelo con Mister proper, sabor a pino. Estudió el mapa de Barcelona y decidió pasar por las calles donde iba a pasar el AVE. Allí seguro que había muchas obras.Pero el primer día, llamó a Clarisse:

-Por favor, acompáñame, no puedo ir sola.
-Espérame, saco el coche del parking y vengo.Clarisse llegó, subió corriendo al quinto piso donde Dolores vivía desde hacía más de 15 años:
-Hola “femme fatale”, ¿Estás preparada?
-Creo que sí. ¿Cómo estoy?
Clarisse levantó los ojos al cielo, reprimió una risita le sentenció:
-Para epezar, quita los pantalones, te pones una falda, te quitas esta chaqueta que pareces una yaya retirada haciendo punto de cruz, te sueltas la melena, la cola de caballo para fregar el suelo vale, pero para tus asuntos amorosos, no pega, nena. Te pones un poco de brillo en los labios, te lavas las manos que hueles a detergente y a coliflor, te quitas el sujetador, y pones una faja para que esta barriga de tres partos no se note tanto. ¿Capito?
-¡Clarisse, no te pases!
-Dolores, si no consigues que te silben unos paletas, estas acabada. ¿Entiendes?
-Capisco.

Dolores se cambió. Al cabo de dos horas,las dos mujeres estaban en la calle. Listas.Era un martes soleado de primavera, a las doce del medio día, hora punta para el almuerzo de los obreros.

-No veo, ninguno.
-Aquí mismo, a la derecha detrás del camión, susurró Clarisse, uno con casco amarillo, y uno torso que no te cuento, esta bebiendo una lata de coca cola, igualito que en la publicidad. Ves allí y desfila .
-No, mira, volvemos a casa…
-Ves ahora mismito o les digo que no llevas bragas.
-Voy.El prime piropo salió disparado:

-¡Pelirroja.. .qué linda salsa para mi fideo!

Dolores no pudo quedarse un minuto más, se fue corriendo a casa para recuperarse de la emoción. ¡Qué sensación, dios mío! Le daba mucha vergüenza, pero el piropo le había emocionado .
Clarisse le mando un sms:
“Bravo nena.”El día siguiente, se puso un blusa un poco desabrochada, unas medias negras y tacones. Se pasó delante de otra obra, por si acaso:

-¡Pelirroja! ¡Con esta mirada tan dulce, me dan ganas de chuparte un ojo!

No pudo evitar sonreír y se fue corriendo, casi se cayó por culpa de los tacones. Cuando llego a casa, se sirvió un vaso de agua, estaba sudando y se tuvo que sentar un rato. Pero le había gustado.Miro el mapa de Barcelona y se hizo un planning de obras. Cada día de la semana, iría a pasar delante de una construcción cualquiera.
Miércoles, calle Provenza con Calabria:

-¡Qué curvas más peligrosas, nena!

Dolores se sentía flotar en una nube, Dios, sentía una ola de calor subir por todo su cuerpo. Jueves: obras del metro línea violeta:

-¡Niña con este cuerpo, yo te haría un traje de saliva!

Este ya no le había gustado tanto, apenas si notó algún escalofrió, tachó la línea violeta de su lista.Viernes. Edificación de pisos de alto standing en la zona alta:

-¡Chavalota, tienes dos ojos como dos sartenes que cuando me los miro se me fríen los huevos!

Este sí que era muy bueno, Dolores empezó a sacar el abanico para refrescarse y se fue al primer bar a pedir un coñac. Llegó a casa con cara de felicidad absoluta, y se puso a preparar unos canelones de carne con bechamel, los mejores que había hecho en su vida.
Sábado: pavimento de la calle Córcega con Villaroel:

-¡Dicen que Dios hizo a la mujer perfecta, pero es que contigo se pasó!”

Sonrió al obrero y se fue al bar a pedir otro coñac un carajillo.Esta noche cocinó con amor ,una pata de cordero que había dejado marinar toda la mañana y su marido la felicitó.Domingo: no hay obras el domingo. No se acordaba. Dolores estaba desesperada. ¿Cómo iba a esperar al lunes? Se tuvo que tomar un somnífero para dormir. Pero mañana es lunes.

Así transcurría la vida de Dolores entre los” Dónde venden los números para ganarme este premio” y las croquetas de pollo, los ”Dime cómo te llamas y te pido para los Reyes” y las cremas de espinacas, los “Camina por la sombra que el sol derrite los bombones”” y las verduras con bechamel.Cada vez oía más piropos, cada vez se emocionaba más, cada vez tenía más orgasmos, cada vez se reía más del necio de su marido y cada vez cocinaba mejor. Todo volvió a la normalidad en la vida antes soporífera de Dolores.

Al final, se enamoró de Manolo, el jefe de obras. Pidió al divorcio al necio de su marido e instaló a Manolo en su piso. Este le soltaba piropos cada día, cada vez más osados, picantes y guarros. Era feliz. Pero, Manolo empezó a instalarse cada vez más en el sofá, a tener el mando aferrado a la mano, a beber cervezas, a eructar mirando partidos de futbol y poco a poco, se comportaba como un marido. Dolores, intentaba provocarle pero en vano. Manolo se parecía cada vez más a su ex marido.

Clarisse, que estaba al tanto del drama de su amiga, le indicó un barrio que estaba en plena reconstrucción y Dolores, después de poner una lavadora a de ropa de color, se fue en dirección a la obra, dónde había puesto los ojos sobre un guapísimo albañil rumano.

martes, 21 de abril de 2009

CULPABLES

¿Quién mató al Sr Gominas, preguntó el inspector , fumando un puro cubano y sospechando de todos.

-Yo soy inocente, imploraba el acusado con esposas, cuando había jurado que a la primera ocasión le torcería el cuello a este animal.

-Yo tengo coartada, susurró la femme fatale, fumando tabaco francés; lo había seducido con suma facilidad, fue muy fácil.

-Yo lo ví todo, señor inspector, pero no me acuerdo de nada, lloraba el testigo ocular, que sabía, quien, dónde, cómo y por qué, y daba gracias a Dios que el hombre ya estaba muerto.

-Yo estaba limpiando la escalera con lejía, se justificó la portera, que odiaba a este inquilino moroso.

-¿Qué voy a hacer? ¿Por qué lo han matado? Gritaba histérica la esposa del difunto, que se iba a Venecia, con el dinero del seguro de vida.

-¿Qué muerto? Preguntó el forense, este hombre está vivo, todavía tiene pulso.

domingo, 19 de abril de 2009

SEXOTERAPIA

-Doctor, lo he probado todo, ya no sé qué hacer.
-A ver Clarisse, no puede ser, una mujer tan guapa como Vd tenga tantos problemas con el sexo.
-De verdad, lo probé todo, me he vuelto una experta en juguetes sexuales, y nada.
-Explíquese.
-Empecé por lo más sencillo, el vibrador, uno que se llama “Wonder wáter”, se utiliza en el agua, en la bañera. Muy placentero pero nada. Luego probé uno más sofisticado “perla de oriente”, me hizo ruborizar pero nada más. Después, una amiga me regalo unas bolas de geisha, la verdad pasearse con esto todo el día oyendo el ding ding de las bolas, era muy gracioso. Pero mi novio era incapaz de sacarlas, pobrecito. Lo que si era original, fue el tanga de chocolate, qué sabor, madre mía, chocolate de buena calidad además, reconozco que el sabor era exquisito. Pero a mi chico no tolera el chocolate, le da alergia. Igual que el sujetador de caramelos, buenísimos, pero él pobrecito es diabético, al final me comí yo el sujetador.

Más tarde me pasé a cosas un poco más fuertes como las anillas decorativas para el pezón, muy atrevido pero nada. Ni fu ni fa, lástima porque me sentaban muy bien.

-¿Me escucha Doctor?
-Sí.
-Bien, sigo. Mi amiga Conchi, me prestó películas pornos para parejas:”Ella y el pepino gigante “,”Mujeres al borde del orgasmo”, “El vibrador galáctico”, y bueno poca cosa. Al principio, me sentía muy exitada pero a mi novio le parecían películas vulgares y chocantes.

Una compañera de la oficina me recomendó los disfraces, y me compré uno de colegiala, me hice coletas y entraba en el dormitorio chupando un chupa chup; otro de enfermera con la bata blanca abierta y unos ligueros blancos de encaje que quitan el hipo, pero no resultó.

-¿Qué pasó, que también le parecían vulgares los uniformes a su novio?
-No, doctor, no es eso. Pero no sabía quitarme el liguero, se puso nervioso, y se le pasaron las ganas, pobrecito. Decidí pasarme a cosas aún más fuertes. ¿ Me comprende Doctor? Está sudando, se encuentra bien?
-Siga Clarisse, le escuchó con mucho interés, respondió el doctor secándose la frente con un pañuelo.
-Bueno, como le iba diciendo, me compré un lubricante “Toko silicona·” aroma mango, ,delicioso. ¿Los ha probado Doctor? ¿No? Debería. Tiene un efecto calor increíble pero no funcionó. Se ve que el mango no es el sabor preferido de mi chico, pobrecito. Luego, me dejaron un vibrador punto G “Dinky digger” y otro más pequeño-cabe en bolso- para el clítoris. Es gracioso, tiene forma de pinta labios, se puede usar en cualquier momento, es muy discreto. Pero claro yo lo uso sola, porque para ciertas cosas, mi chico no tiene muchas luces, jajaaja

-¿ Se encuentra bien doctor?
-Glubs, si, continúe Clarisse,…hace calor, voy a abrir la ventana.
-Seguí con el patito vibrador acuático, la verdad está bien pero solo para bañera pero mi novio prefiere la ducha, así que adiós patito. Más tarde, paseándome por un sex shop , descubrí la barra de stripper, qué original, me la encargué y me pase horas ejercitándome a contorsionarme con la dichosa barra, casí me rompo una cervical y tuve que dejarlo. Pero me hubiera hecho tanta ilusión hacerle un strip a mi novio. ¿Verdad doctor?

-Hm...si Clarisse, claro, siga, ordenó el doctor .
Al final , unos amigos que hacen intercambio de parejas, me regalaron unos juegos de strip poker, de french kiss , y unas cartas de kamasautra. Pero claro, son posturas complicadas, mire doctor le enseño una.¿Lo ve? Esta se llama el salto del dragón: ¿cómo se hace? La otra es el árbol chino, también otra genial es la pirueta doble. Pero mi novio es bastante tradicional y prefiere la postura del misionero y no cambia nunca, pobrecito. Mire esta carta doctor:¿ lo ha probado alguna vez?

-Déjemela y me la estudiaré en casa. Siga. Déjeme beber un vaso de agua…A ver Clarisse , con todo esto, no ha conseguido tener una relación sexual normal con el pobrecito de su novio.¿ verdad? preguntó el doctor con media sonrisa y sacándose la corbata.

-No. Hemos roto y me he quedado sola con esta montaña de juguetes sexuales para nada. Estoy desesperada. ¡!!Pero doctor, qué está haciendo, no me quite la ropa, a ver, doctor, por Dios, cálmese, no me arranque el sujetador, doctor por favor!!! No quiero que….pero…. doctor… Oh Dios mío…, Dios mío…, Dios…!!!

LAS FLORES DE DAISY





Daisy lo había dejado todo por su tienda de flores. Todo. Dejo su trabajo de secretaria, dejo a su marido y su familia, para instalarse en un mundo de flores y perfumes.
Tardó años en conseguir los créditos, las ayudas, y crearse una clientela. Pero su perseverancia se vio recompensada con una tienda preciosa, llena de colores y de flores de todo tipo.
En el barrio, todos los vecinos la conocían; después de ir a la farmacia, hacer los recados y volver del supermercado, todas las amas de casa pasaban por la tienda de Daisy, a comprar alguna flor.
La tienda estaba abierta todo el día, no había horario, cualquiera podía comprar flores o plantas durante todo el día.

Daisy tenía muchos conocimientos sobre el mundo de las flores: las de color blanco indicaban la pureza, la inocencia y la ingenuidad, las de color rojo, la pasión, la fogosidad y la ambición, las de color verde, daban esperanza y éxito, el color azul, la sabiduría y el amor platónico, en cuanto al amarillo, era el símbolo de riqueza y triunfo.
Con el tiempo, Daisy había desarrollado una habilidad extrema para adivinar las emociones que pasaban por el corazón de sus clientes: adivinó que la señora Rosa estaba deprimida, que el niño de la vecina del ático era muy celoso, que el farmacéutico estaba enamorado de la hija del panadero. Y les vendían flores que curaban sus estados de ánimos. Con excelentes resultados.

Una de sus primeras clientes, fue una actriz de paso por el pueblo que iba a rodar un spot de tres minutos. Era una diva de muy mal genio que trataban de pésima manera a su equipo. Cuando entró en la tienda, Daisy no lo dudo un momento, le ofreció un abedul para la humildad.

-Esta flor, señora, es la que le sentirá mejor al color de su piel, estará muy guapa, la más guapa de todas.

-Esto espero, contestó de mala gana la actriz-a ver si cuida más sus plantas que allí en el fondo tiene una más muerta que viva-Y se fue dando un portazo.

Daisy tenía en la trastienda a una planta para tirar, seca y muerta que ya estaba cuando abrió el negocio, pero le daba pena y la dejaba allí al sol, a ver si se reanimaba. Mientras tanto, la diva, a pesar de sus caprichos, se volvió rápidamente más amable con su entorno. Dejó de insultar a su maquilladora y rodaron el spot un tiempo record.

Otro día, vino un estudiante a regalar una flor para el día de la madre. Era conocido por su extrema timidez y nunca había salido con ninguna chica del pueblo, por estar demasiado cohibido.

-Juan, esta flor, el aciano es para ti, es única y te dará lo que necesitas.

Juan le dio las gracias sin mirar la a la cara y el acinao le resolvió sus problemas. En unas semanas la gente del pueblo vio como besaba a una guapa chica morena.
El señor Ernesto fue uno de los clientes más asiduos de Daisy. Era un hombre mayor, solitario y taciturno; vino la primera vez para comprar un cactus, no tenía idea de cuidar de plantas y pensó que un cactus, no necesitaba nada a parte de un poco de agua. Amalia consiguió hacerle cambiar de opinión y le dio instrucciones detalladas sobre cómo cuidar un geranio, y dejar el cactus.

-Sr Ernesto, esta flor le hará compañía y nunca más se sentirá solo.

El señor Ernesto, al cabo de un mes, se encontró por casualidad a un viejo amigo de la infancia que no había visto en 35 años. Fue emocionante ver les juntos y se organizo un banquete con todo el pueblo.
Elena también estaba muy agradecida porque quería ser enfermera pero le costaba mucho estudiar. No conseguía concentrarse y sacaba malas notas. Su madre estaba ya decida en meterla el negocio familiar para ponerse a trabajar de tan mal estudiante que era.

-Toma Elena, una campanilla, a parte de tener un nombre precioso, te dará constancia y tenacidad y aprobaras.

Elena aprobó y trabaja de enfermera.
Mientras tanto, Amalia intentaba resucitar a la planta del fondo, pero seguía seca, apagada y decaída.

El caso más bonito fue él de la vecina de Amalia que estaba locamente enamorada del cartero, pero éste ni se había dado cuenta: a parte de las cartas certificadas y de los paquetes postales, no le interesaban gran cosa.

-María, cariño, aquí tienes la flor que necesitas: la ambrosia para el amor correspondido, a regar tres veces al día.

El cartero tuvo un flechazo repentino para María y en poco tiempo celebraron su noviazgo con las familias de ambos.
Así transcurría la vida de Daisy, proporcionando felicidad a todo su entorno. Las plantas y las flores eran sus aliadas. Almendro para la felicidad, acacia para la amistad, ajenjo contra la ausencia, clavel para los celos, escaramujo contra el olvido, grosello para el enfado, flor de lis para decir “pienso en tí”.
Todo el mundo vivía feliz gracias a Daisy y sus flores.
Pero un día, el cartero entró para entregarle una carta y no encontró a Daisy en ninguna parte.

-¿Daisy, Daisy? Tengo un certificado para Ud. ¿Dónde está?

Oyó un ruido extraño en el fondo de la trastienda, y no hubo manera de encontrar a la florista.
El pueblo la busco durante días y días, y al final se cerró la tienda. Se decretó unos días de duelo. Sin las flores, el pueblo volvió, poco a poco a sumirse en la tristeza, la desconfianza, las penas, la vanidad, la soledad, la desesperanza, ya las penas de amores.

La planta de la trastienda, una “Venus Atrapamosca”, a defecto de moscas, se había tragado a Daisy de un tirón. A las plantas carnívoras, no les basta un poco de agua y sol, necesitan algo más consistente.

sábado, 18 de abril de 2009

ANTOLOGÍA

El maestro seleccionaba a los mejores a dedo
Algunos con suerte, conseguía un visado de entrada
Otros, según el humor, se quedaban fuera del club.
Una alumna, pecando de osadía, fue repudiada
Por dudar del criterio del maestro
Mientras los demás, cómplices mudos, capitulaban,
Ella exiliada, los cortesanos a los pies del maestro.
Todo con tal de publicar…

viernes, 10 de abril de 2009

YAHOO MAIL BOX

Sent:
Centenares de mails que te he mando sin respuestas.

Inbox.
Ningún mensaje sin leer me indica yahoo .Ni uno, ni dos, no he recibido nada de ti. No contestas, no estás. ¿Por qué?¿Porqué?

Draft:
Centenares de borradores que te he escrito, no sabía cómo ni qué decirte; borradores son, borradores se quedarán. Nunca los leerás.

Trash:
Todo acabará en la papelera en un solo clic, mis sentimientos no correspondidos, mis esperanzas destruidas, mis borradores, mis malas excusas. Acabaré por tirarme en la papelera chafada como estos restos de cartas. Mientras tu envías unos mails a otra.

Delete.
Delete.
Delete.

miércoles, 8 de abril de 2009

DIA DE MERCADO

-Hola María. ¿Cómo va todo?
-Bien, no me puedo quejar, aunque la crisis se nota.
-¡No me hables! Qué hace el gobierno? ¿Quieres un poco de rabia hoy?
-Si.¿ A cuánto esta?
-1,50€ el kilo.
-Ponme 500 gramos, y dame dulzura en tableta.
-¿Con 75% de caco o con leche?
-Como siempre. ¿Tienes pasta de amor, para hacer “al dente”?
-Si, te hago un descuento y te regalo la salsa pesto que te gusta tanto. ¿Qué más?
-1 kilo de harina de amargura, pero integral.
-No me queda, pero tengo un pan de payés de esperanza a muy bien precio.
-Gracias reina. ¿Tienes queso? A mi Paco le encanta.
_Tengo un gruyère de autosuficiencia con agujeros y todo.
-Pon me un trozo.¿ De postre que me aconsejas? La niña no me come fruta.
_Ah! Tengo lo que necesitas, un batido de vitalidad con fresas, lo tengo a 3,99€ el kilo, con pasa es muy nutritivo.
-Va, pon me medio kilo.
-Hola Maria! ¿Perdona que te interrumpa, tienes lo que te encargué?
-Aquí tienes, maja, tres baguettes de alegría de vivir.
-Gracias chata y perdona.
-¿Esa quién es?
-Es la vecina del quinto, y sabes que tiene un lio con el carnicero de la parada 69?
-¿Qué me dices? Este que me vendió una gallina de resentimiento por pollo a octavos?
-Este mismo. Esta vecina compra mucha fruta, se la vendo yo, se hace ella misma las confituras de placer con azúcar y miel.
-Hay que ver cómo está el barrio! Bueno, me lo apuntas todo guapa y me voy a tomar un descafeinado de envidia sin azúcar. Adiós!
-Adiós reina, hasta la semana que viene.

3 micros

Ella se presentó
Le dio la mano
El, enamorado,
Le pidió la suya.



El tenía la sensibilidad a flor de piel
Ella estaba en la flor de la inocencia
Entonces él le tiró flores
La flor y la nata aplaudieron.




Ella no quería bajarse del burro
Tuvieron un día de perros
Había gato encerrado, pensó él
Esta como una cabra, maldijo ella.



El tenía sangre azul de familia
Su madre se hacía mala sangre
No tenái sangre en las venas
Hicieron entre los dos, un pacto de sangre

lunes, 6 de abril de 2009

ME GUSTAS TU


Vanesa envió el correo siguiente a diez hombres de la empresa donde trabaja:
“Me gustas”
Aquí las respuestas de los diez candidatos:
Albert:
Estoy casado.
Federico:
¿Qué te has fumado?
Javier:
¿En tu casa o en la mía?
Francisco:
¿y?
Erick:
Mi corazón late a 200 desde que leí tu precioso mensaje, amada mía, espérame y vendré tal Romeo a conquistar tu corazón de Julieta. Te amo.
Pablo:
Hombre, podrías pagarme la mitad del alquiler.
Rúben:
Espera, que me llaman del móvil, ahora te atiendo, no te vayas…
Peter:
!Oh my god! Spanish women are so fuckingly funny!
Gerard:
Eres muy Buena, tía.
Miguel: pase a mi despacho señorita, en seguida.

MUSAS

Erase una vez un escritor que amaba a las mujeres.
Ellas eran su pasión y su inspiración
Con Nadia, el escritor evitaba la página en blanco
Pesadilla de todos los autores
Pero no llegaba a más, falta algo
Con Natalia, pudo escribir la historia
El escritor estaba encantado con dos mujeres
Su libro avanzaba, su estilo mejoraba
Pero el desenlace no llegaba, de ninguna manera
Con Sofía hubo por fin el final, el happy end
Pero se fue Nadia, y el detonante del libro
Se quedo Natalia, sin principio
El autor en ataque de pánico busco a Nadia
Se enfadó Sofía, cosa normal
Y le dejo sin final, final triste
Entonces el autor suplicó a Natalia
Que ya se había marchado, de tanta soledad
El escritor, solo y desolado, maldijo a las mujeres
Musas traidoras e infieles
Pero se quedó sin libro.

PUZZLE

Mi vida es un puzzle
Muchas piezas
Pero siempre falta una
Tengo las 4 esquinas
Los bordes también
Muchas piezas no encajan
Ni a la fuerza
Cuando están todas encajadas
Se desmontan en un golpe
Pero siempre
Me faltara la última pieza
La que le da sentido a todo.

AD AETERNAM

Lunes: día gris, primer día, quedan seis.
Martes: animo, mañana miércoles, un esfuerzo
Miércoles: la mitad de la semana, por fín.
Jueves: mañana viernes, euforia incontrolable.
Viernes: el mejor día de la semana, dos días de fiesta.
Sábado: por fin dormir un poco más .
Domingo: mañana otra vez, lo mismo.Qué infierno.

domingo, 5 de abril de 2009



Borja de las Mercedes era un ejecutivo muy estresado. Una vida dedicaba exclusivamente a ganar mucho dinero y dañar mucho a sus prójimos le llevaron al borde del quiebre mental a los 40.Tuvó una depresión profunda que le duró dos años. Se recupero gracias a un psiquiatra argentino muy competente y muy caro. Después de 450 sesiones de psicoanálisis, se curó. El psicoanalista también. El estrés ya no era más que un vago recuerdo en su mente frágil. El médico le recomendó llevar una vida tranquila. Roberto se divorció de su esposa Melisa, se despidió de sus padres, de su ático en Pedralbes y de su chalet en Puigcerda y de su mansión de Vilasar de Mar.

Borja de las Mercedes se sentía un hombre nuevo y por las calles de Barcelona respiraba un aire diferente para él: el aire del cambio.
Decidió convertirse al Budismo para encontrar la paz y la iluminación interior.
Para esto se compro la típica toga color rojo amarillo de los monjes budistas y se la puso. Nunca más volvió a ponerse un traje, a hacerse el nudo de la corbata, ni ponerse medio litro de gel en el pelo de buitre trepador.
Comenzó una nueva vida para Borja.
Fue uno de los primeros en asistir a la conferencia del Dalaï Lama cuando vino a Barcelona. Compró una entrada para estar en las primeras gradas del palacio St jordi y casi poder tocar a los asistentes del Dalaï lama. Hizo tres horas de cola bajo el sol para poder entrar. Borja era muy paciente ahora.
Luego se preparo un viaje con el Corte Ingles (pago en 45 cómodos plazos) y fue a visitar el maestro en la India donde reside en Dharamsala.
Siguió unas clases intensivas de tibetano en 20 lecciones para poder comunicarse con el maestro sin traductor, Borja siempre era un gran perfeccionista. Le dijeron que podía hablar inglés pero insistió .
Viajó al Nepal cuatro veces y al Tibet dos veces para visitar el Monasterio de Lhasa, tan cerca del cielo. Para llegar al Monasterio había que subir andando durante 3 días y 3 noches unas escaleras abruptas que le hicieron perder 15 kilos y mucha energía pero no la fe. Todo con tal de conseguir la iluminación.

A su vuelta a Barcelona decidió seguir las escuelas de Mahayana, de Theravada y de Vajrayana. Se compro lotes de libros sobre estas escuelas en la Casa del Libro en versión original tibetana.
Se fue a China para admirar la estatua más grande del mundo de Buda, en las montañas sagradas. Se quedó allí 2 semanas para ayudar a una ONG que se ocupaba de los niños huérfanos tibetanos. A su vuelta a Barcelona decidió ir cada semana iba a la casa del Tibet de la calle Rosellón a conversar con un monje tibetano. En versión original, por supuesto.
Borja solía Practicar meditación media hora cada día en solitario y con su pez llamado “iluminado”. Se sabía de memoria la historia de Siddharta Gautama y su conversión. Todo con tal de conseguir la iluminación.
Dominaba el arte de la compasión para prepararse al sufrimiento. Cada vez que veía sufrir una persona, le proporcionaba ayuda, consuelo y mucho amor. Borja no sabía lo que era el amor hasta ahora.
La gente se lo agradecía y le saludaban como a un futuro maestro.
El Dharma no tenía secretos para él.
Borja estudiaba cada día en la Biblioteca las tres joyas, pilares del Budismo: el Buda, el Dharma y Sangha.
Sabía perfectamente que el karma señalaba que todos nuestros actos tienen consecuencias.
Los actos positivos tenían consecuencias positivas. Cada día hacia lo máximo para que todos sus actos fueron positivos. Hasta en el momento de cepillarse los dientes, intentaba hacerlo de manera positiva.
Los domingos dibujaba de rodillas en el suelo unos mandalas magníficos a base de arena de color, sabiendo lo efímero de este arte. Cuando soplaba el viento, adiós al mandala. Borja lo volvía a dibujar .Otra y otra vez. Así ocupaba Borja sus domingos. Todo con tal de conseguir la iluminación.
Su fe era intensa y eterna, creía en la reencarnación del alma tal como lo proclamó su maestro Buda.
La práctica de la meditación le obligaba a aprender a hacer abstracción de todos los parásitos mentales.
Meditaba cada día, hacia cada día ofrendas a la estatua de Buda que tenía puesta en una mesita pequeña, con una vela encendida: le dejaba flores, chocolate, azúcar y galletas.
Pero Borja no calculó bien el precio de su fe. Un día, le monje tibetano que hablaba con el cada día encontró a Borja, estirado en el suelo, muerto.
-¿Pero que pudo provocarle este infarto? Preguntaba la gente.
-El estrés, contestó el forense

Borja murió sin encontrar la iluminación.

viernes, 3 de abril de 2009

AMOR Y PUNTUACIÓN


El se atrevió con puntos suspensivos…
Ella se escandalizó con puntos de exclamación!!!
El pidió aclaraciones con punto de interrogación?
Ella insistió con comillas y puntos de exclamación “!!!”
El abrió un paréntesis (
Ella cerró el paréntesis )
El abrió comillas y guión para dialogar” -
Pero ella puso el punto final .

jueves, 2 de abril de 2009

miércoles, 1 de abril de 2009

CURRICULUM



Primer gintonic
Tengo un piso bonito, un trabajo normal y me gusta el futbol. Si le digo esto, es directo, sincero y quedará bien. A las chicas les gustan los tipos sinceros como yo. Seguro que todo irá bien.

Segundo gin tonic
Tengo un ático bonito, tengo un trabajo con responsabilidad y me gusta el teatro. Mucho mejor. Es que lo del futbol, que borde soy. A las mujeres no les gusta el futbol, prefieren las cosas culturales y todo eso. Así está mucho mejor. Seguro que todo irá bien.
Cuarto gin tonic
Tengo un ático con zona ajardinada y piscina, nena. Tengo bajo mi responsabilidad a 15 personas, te das cuen? Y me chifla el puenting y bailar el tango. Así, así queda mucho mejor. Hips..lo del puenting, genial, soy genial parezco un tipo duro, sin miedo, sabes. Y el tango, eso si que es una buena idea. El tango enamora a cualquier mujer. A las mujeres les encantan los bailes de salón. Hips…Seguro que todo irá bien..hips….

Quinto gin tonic
Tengo un ático además del chalet en la Cerdanya y una casa en la playa mujer! Es que zoy rico sabes? Stoy forrao, mucha pasta…hips…tengo una sucursal en Madrid también, sé preparar los sushis como nadie, y soy el rey del baile acrobático. A las mujeres les encanta la cocina exótica. Hips….ostras, he roto la copa, -camarero! Otro gin tonic! Hips……….

Infusión reconstituyente
Bueno la verdad, joder, que dolor de cabeza, vivo en casa de mis padres, pero su piso es bonito, no te creas, muy moderno. ¿No hay aspirina aquí? Tengo una trabajo normal, es verdad aquí no miento, pero fue hasta que me despidieron, sabes? Le puede pasar a cualquiera. Me gusta el cine, pero la verdad me chifla más la consola. ¿Me das un vaso de agua please?¿Queda mejora así no? Seguro que todo irá bien. A las mujeres les encantan los tipos sinceros como yo.

LA PLUMA Y LA ASPIRADORA


Erase una vez, en un país lejano donde todo era posible, una aspiradora y una pluma.
La aspiradora trabajaba muy duro cada día, se levantaba a las seis de la mañana y no paraba en todo el día. Se tomaba un descanso a media mañana pero al final del día estaba totalmente agotada. Lo aspiraba todo: polvo, cristales, restos de comida, botones, clips, papeles varios…Era buena aspiradora con todo el mundo, inspiraba confianza, siempre ayudaba a los demás y todo el mundo la quería.

La pluma era muy diferente. Era muy estilizada, larga y fina, y cubierta de oro macizo. De muy buena familia. Tenía unos modales muy estilográficos: le encantaba picar a la gente. Su actividad era estrictamente intelectual, tenía amigos de su mismo mundo y se reunían cada semana en un círculo privado de plumas cerebrales. Era altanera, orgullosa y muy sofisticada.
Se burlaba abiertamente de la aspiradora cada vez que la encontraba en su camino:

-¡Mira la chacha aspirando! ¿No te cansaras nunca de ser una esclava?
-Hago mi trabajo y me gusta.
-Pues haces mucho ruido, me molestas mientras estoy escribiendo.! Necesito silencio!
-Espérate que termine y me callaré. ¡Luego te quejas si hay polvo en casa!
-¡Lo que hay que oír! ¡Qué plebeya eres! ¿Además has visto las cartucheras que tienes?
-¿Me gusta la buena comida que quieres que te diga? Disfruto de la vida. Tu estas casi anoréxica, deberías alimentar mejor.
-Estoy en mi peso perfecto, gasto un 36 , no como tú. ¿Qué sabrás tú de belleza, con lo rústica que eres?
-Ya sé que no soy muy guapa pero al menos la gente a mi me quiere por lo que soy.
-Yo tengo amigos muy refinados. ¿Son intelectuales, sabes? Tienen todos una carrera universitaria, leen muchos libros, han aprobado con mención todos los talleres de Aula de Escritores. Tú no has ni acabado el FP, desgraciada.
-Deberías bajar de tu pedestal, pluma y vivir la vida.
-¿Y ponerme como tú? Gorda y descuidada, ruidosa, mileurista para toda la vida. Eres igual que los deshechos que aspiras , aspiradora.
-¡Basta ya pluma! ¡No me insultes! Soy buena persona, y debes respetarme.
-¡Buena persona! Jajajaj! ¿Es el único argumento que tienes para defenderte? ¡Qué pobreza intelectual, por dios!
-¡No me provoques, pluma!
-Oh! ¡Qué miedo me das! Claro como no sabes razonar como yo, me amenazas. ¡Qué recurso más fácil!
-No es una amenaza, es un aviso. !No te pases de lista pluma!
-¿Por qué tu, rústica, eres más lista que yo?
-No. Pero soy una aspiradora.
Y qué? A mí que...

La aspiradora sonrió satisfecha. Últimamente había mucha porquería en esta casa.
-